lunes, 19 de febrero de 2018

Castillo de Castalla, Castillos del Vinalopó

Tanto el nombre del castillo, como el de la población, proceden del topónimo latino "Castra Alta" (fortaleza alta), castellanizado Castalla. El castillo está situado sobre un cerro que domina la población, a 780 metros sobre el nivel del mar. El cerro fue habitado en época prehistórica y más tarde por iberos y romanos. Sus orígenes se remontan al siglo XI, al ser ocupado el territorio por los musulmanes, los cuales levantaron una pequeña fortificación de la que apenas quedan restos, ya que la mayoría de los elementos que componen la fortaleza corresponden a los siglos XIV y XV en época cristiana. 










En 1245 Jaime I el Conquistador, hace un trueque con Ximén Pérez D'Arenós, yerno del rey musulmán de Valencia Abu Zayd: el castillo de Castalla por las poblaciones valencianas de Cheste y Villamarchante, por lo que el castillo es anexionado al Reino de Valencia. En 1362 el rey de Aragón Pedro IV el Ceremonioso se lo entrega a Ramón de Vilanova i Ladró, creando a tal fin la baronía de Castalla. El objetivo es que lo refuerce y lo defienda ante los ataques del rey de Castilla Pedro I, en la conocida guerra de los dos Pedros. Será en este momento cuando se realicen la mayoría de las reformas, así se construye el "Palau" y el "Pati d'Armes". 

La denominada "Torre Grossa" (Torre Gruesa) fue la última construcción realizada, aunque sería en el año 1579 como refuerzo y atalaya de vigía del castillo, ante los continuos ataques de los piratas del norte de África. 

Durante la guerra de Sucesión, la comarca toma partido por el bando de Felipe V de Borbón, y el castillo pasa a ser almacén de alimentos y pertrechos militares. Al finalizar la Guerra el rey Felipe concedería en 1730 y 1732 a la villa los títulos de Muy Noble, Fiel y Leal, y tiempos después en 1890 la Reina Regente Maria Cristina en nombre del Rey Alfonso XIII le concedería el titulo de Ciudad. 










El 21 de julio de 1812 las tropas del general francés Suchet derrotan a las españolas mandadas por el general O’Donnell en la conocida como “Primera batalla de Castalla”, apoderándose del castillo, a pesar de la manifiesta inferioridad en número de las tropas francesas. El 13 de abril de 1813 se libra la “Segunda batalla de Castalla”, entre Suchet y las tropas del general español Francisco Javier Elio, en esta ocasión los franceses son derrotados y tienen que empezar el repliegue en todo el Reino de Valencia. Será el principio del fin de la presencia francesa en tierras valencianas. Tras esta batalla el castillo quedaría abandonado y poco a poco fue deteriorándose. Los vecinos del pueblo empezaron a usar sus piedras como elementos constructivos de sus casas e incluso se excavó el castillo en busca de supuestos tesoros moros que nunca existieron. El castillo quedó arruinado. 

En 1729 el castillo es heredado por los Marqueses de Dos Aguas que ostentaran la propiedad hasta principios del siglo XX en que su propietaria María Dasí Puigmoltó lo dona a la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Castalla. Posteriormente en el año 1989 pasa a propiedad municipal. 










La subida al castillo se realiza por un camino que serpentea por la montaña a traves del antiguo barrio musulmán. En nuestro camino encontramos la Iglesia de la Sangre, la primera iglesia parroquial de Castalla. El castillo se compone de tres espacios: el "Palau", el "Pati d'Armes” y la "Torre Grossa". La entrada al edificio se realiza por un vano formado por un arco de medio punto en sillares bien trabajados, que se sitúa en el lienzo de la muralla del lado Este. En la parte superior podemos ver todavía dos ménsulas que servía de sujeción a una barbacana que permitía la defensa de la entrada. Por el interior el arco de entrada, en lugar de medio punto, es un arco rebajado. La entrada al "Palau" se realiza a traves de un camino en zigzag. 

El Palau (Palacio). Así denominado aunque, en realidad, no podemos enjuiciarlo con el concepto de Palacio que tenemos en la actualidad. Se trata de una edificación de tres plantas que cumplía funciones de residencia del noble feudal y función militar. Construido entre los siglos XIV y XV es uno de los elementos en cuya rehabilitación más intervención se ha efectuado. Dispone de una torre circular conocida como la "Torre Prima" (Torre Delgada) en contraposición a la conocida como "Torre Grossa". Ademas el recinto se completa con otras dos torres de menor tamaño, una de base semicircular y la otra cuadrada. El edificio giraba en torno a un patio central en cuyo centro se encontraba un aljibe. En su lado norte una gran pieza rectangular realizaba las funciones de cuerpo de guardia. Otros elementos son la cocina con chimenea y leñera y diversas habitaciones que eran usadas como almacenes. El edificio está construido en mampostería y tapial. 










El cuerpo de guardia de planta rectangular, se cubre con una bóveda de cañón, y disponía de un altillo al que se subía por una escalera adosada a la pared por unos mechinales que todavía se conservan. En la actualidad esta escalera ya desaparecida se ha sustituido por otra escalera de moderna realización. La habitación se iluminaba por algunos vanos abiertos en las paredes. Su entrada se realizaba por dos vanos de arcos de medio punto construidos en ladrillos. La segunda planta era utilizada como planta noble y era la residencia del señor feudal cuando habitaba el castillo, mientras que la tercera planta estaba dedicada al personal de servicio del castillo. El conocido como Palau era de por si un pequeño castillo dentro de un castillo, ya que podía defenderse independientemente del resto de la fortificación. 

Pati d'Armes (Patio de Armas). La fortaleza tiene una superficie alargada e irregular que discurre de norte a sur adaptándose a la base sobre el que se levanta. Mientas que el Palau queda en un extremo situado al Norte, la “Torre Grossa” se sitúa al Sur, extendiéndose entre ambos, el patio de armas amplio y alargado. Construido en la misma época que el Palau, en él podemos encontrar los pocos restos de época islámica de los siglos XII y XIII que quedan. Además en este espacio en donde se concentraban las edificaciones del ámbito domestico castrense. De todo ello sólo nos quedan sus restos y poco más. 










A ambos lados del patio de armas corren dos lienzos de muralla construidos en mampostería y rematados con almenas, de las que se conservan algunas originales. Mención aparte es una habitación subterránea conocida como “l'escola dels moros” (escuela de moros), que en realidad es un aljibe de origen musulmán del siglo XI. Ampliamente reformado, en la actualidad es una amplia habitación rectangular cubierta por una bóveda de cañón sustentada por tres arcos fajones. Su acceso situado en el Patio de Armas se realiza a traves de una escalera que conduce al nivel inferior. 

La Torre Grossa (Torre Gruesa) se encuentra en el lado Sur, en el extremo del patio de armas. Es la última edificación realizada, como ya hemos comentado. Construida en 1579 para reforzar este flanco y como vigía ante posibles ataques piratas, ya que desde su terraza aunque difícilmente podemos ver el mar y el camino de entrada a la Hoya de Castalla. Situada en un punto más alto que el patio de armas, el desnivel se salva por una sencilla y rehabilitada escalera. Se accede a traves de un vano formado por un arco de medio punto realizado en sillería bien trabajada. El interior está formado por tres plantas; se accede a la terraza a traves de una muy estrecha escalera de caracol. Las cubiertas de sus plantas destacan por estar formadas por bóvedas realizadas en cañas y barro que una vez tratadas forman una superficie estable.









A principios del siglo XX se levantó sobre la terraza de la Torre Grossa una gigantesca figura del Salvador, escultura que hoy no se encuentra ya que durante la Guerra Civil fue derribada desde lo alto de la Torre. La torre se corona con almenas hoy dia rehabilitadas y una terraza plana desde la cual se divisa la Foia de Castalla. Así mismo esta torre dispone de una sola ventana orientada hacia el Sur, desde la cual puede verse a traves del derrame de la misma la anchura de los muros. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario