1 oct. 2020

José Antonio Primo de Rivera

 

Su nombre completo era José Antonio Primo de Rivera y Sáez de Heredia. Nació un 24 de abril de 1903 en el seno de una de las familias más acomodadas de Madrid, aunque la familia gozaba de una gran reputación en Andalucía, debido a una importante política de enlaces matrimoniales con grandes familias andaluzas. Además desde finales de la Segunda Guerra Carlista (Primera Parte y Segunda Parte), habían obtenido, gracias a un tío abuelo, el marquesado de Estella.

José Antonio fue un buen estudiante, obteniendo el título de abogado por la Universidad de Derecho de Madrid. Gran conocedor del mundo literario hablaba varios idiomas. La política le atrajo desde muy joven, aunque tuvo una actitud alejada de su padre, mientras duró la Dictadura. La caída de esta le provocó un gran rechazo por la actuación parlamentaria y la hipocresía de los aristócratas que adularon a su padre y la forma conque le dejaron caer políticamente.

A pesar de las pocas simpatía que le inspiraba Alfonso XIII, en mayo de 1930, aceptó el cargo de vicesecretario de Unión Monárquica, y un año después se presentó a las elecciones generales por Madrid. Tras el fracaso en ellas, se dedicó a la abogacía, al tiempo que reivindicaba la revolución ante el fracaso del conservadurismo y el liberalismo del siglo XIX. En 1933 defendía el autoritarismo y el nacionalismo. Por eso época Manuel Delgado Barreto, sufragaba el semanario El Fascio, donde además de José Antonio, colaboraban Ramiro Ledesma, Ernesto Giménez Caballero y Rafael Sánchez Mazas. Inquieto por la situación política del país, emprendió junto a su gran amigo Sancho Dávila, la formación de una estructura en defensa del fascismo nacionalista, aunque sería Julio Ruiz de Alda, quién le ayudaría a fundar el Movimiento Sindicalista Español.

Ese mismo año, 1933, se disuelven las Cortes y se convocan elecciones, por lo que José Antonio se presenta por Cádiz. Allí contó con apoyo de diversos grupos conservadores, aprovechando para hacer pública la fundación de Falange, en un acto celebrado el 29 de octubre en el Teatro de la Comedia de Madrid.

Tiene lugar la unificación de la Falange con las Juntas de Ofensiva Nacionalsindicalista de Ledesma. El nuevo grupo sería dirigido por el triunvirato formado por José Antonio Primo de Rivera, Ramiro Ledesma Ramos y Julio Ruiz de Alda. La tensión con las organizaciones de izquierda dio lugar a enfrentamientos, sobre todo en la Universidad de Madrid, donde el SEU se enfrentó abiertamente al la FUE. En febrero de 1934 el fundador del SEU Matías Montero muere a tiros, y José Antonio encarga a José Antonio Ansaldo, la organización de unidades terroristas listas para actuar, la Falange de la Sangre.

Debido a las diferencias, en 1935, José Antonio impuso su jefatura y expulsó a Ramiro Ledesma. A lo largo de ese año, en diversos discursos, fue trazando su idea de revolución para España, al tiempo que mostraba algunas diferencias con Hitler.

La organización se extendió por Madrid, Valladolid, Sevilla, Santander, Burgos y Cádiz, al tiempo que sus ideas penetraban en un grupo de jóvenes militares, la UME, que deseosos de acabar con la República planificaron un Golpe de Estado, que no contó con apoyos suficientes.

El año 1936 nació con otra disolución de las Cortes y nuevas elecciones. José Antonio y Julio Ruiz de Alda quería formar parte de un Frente Nacional, con otras organizaciones, pero las negociaciones con José María Gil Robles no llegaron a buen puerto y la Falange se presentaría en solitario, en 19 provincias. En alguno municipios se produjeron pactos con los conservadores para cooperar con el Ejército en un Golpe de Estado si el Frente Popular, triunfaba. Los resultados para la Falange fueron desastrosos.

La derrota de la derecha propició que muchos de sus militantes más jóvenes, se afiliaran a la Falange. Los enfrentamientos con integrantes de organizaciones obreras fueron diarios, causando más de 60 muertos. José Antonio Ansaldo contrató pistoleros, y en marzo, los integrantes del SEU se incorporaron a las milicias falangistas, intentando asesinar al socialista Luis Jiménez de Asúa. El 14 de marzo de 1936, la Falange Española de las JONS, fue declarada ilegal, y los miembros de la dirección encarcelados. José Antonio tras pasar por la cárcel de Madrid, fue trasladado a la de Alicante, por seguridad. El 16 de noviembre comenzaría el juicio contra José Antonio. Un tribunal popular lo condenó a muerte el día 18 y fue fusilado el 20, mientras su hermano Miguel y su cuñada Margarita Larios serían condenados a penas de prisión.