jueves, 20 de diciembre de 2018

LOS BORBONES ESPAÑOLES: Alfonso XII



La realidad del comportamiento sexual de los borbones, es para hacerlo mirar. Tan católicos practicantes ellos, y sin embargo, la mayoría de ellos, siempre estuvo en el “candelero” por culpa de su comportamiento y en muchos casos su vida licenciosa. En el caso de Alfonso XII, una pregunta surge: ¿Quién era el auténtico padre de Alfonso XII?
Descartado el Rey consorte, don Francisco de Asís y Borbón, la paternidad del hijo de Isabel II correspondió probablemente al militar valenciano Enrique Puigmoltó. La pro-pia Reina, en cierta ocasión le dijo a su hijo: “Hijo mío, la única sangre Borbón que co-rre por tus venas es la mía”.

Isabel II y Francisco de Asís eran primos hermanos por partido doble, pese a lo cual, la relación entre ambos nunca fue buena. Una frase atribuida a la Reina, sintetiza la opi-nión sobre el consorte: “¿Qué podía esperar de un hombre que en la noche de bodas llevaba más encajes que yo?” De entre las historias de amor que implicaron al Monarca destaca la que mantuvo con el aristócrata Antonio Ramos de Meneses, incluso en el exilio en Francia, Francisco de Asís siguió viviendo en compañía de Meneses.

Es posible que el desinterés hacia Isabel II y una extraña anomalía que obligaba al Rey a orinar sentado desataran los rumores. Por su parte, Isabel II arrastra la fama de ser una ninfómana que se valía de sus hombres de confianza para satisfacer sus exigencias sexuales. Se considera que fue el general Francisco Serrano, el primero en pasar por la alcoba de Isabel II, seguido por: el político progresista Salustiano Olózaga, un dentista estadounidense llamado McKeon, su primo Carlos Luis de Borbón, carlista convencido, o un turco-albanés, entre muchísimos otros.

Precisamente por las respectivas famas y por el distanciamiento entre ambos, sorprende la amplia descendencia que tuvo el matrimonio. La pareja quedó embarazada en 11 ocasiones, aunque sufrió la reina varios abortos o los neonatos fallecieron al cabo de muy poco tiempo, hecho achacado al alto coeficiente de consanguinidad entre ambos. El único varón en llegar a la edad adulta fue Alfonso XII, que, como era de esperar, se especuló hijo de cualquier hombre del reino salvo del Rey consorte.

Descartado Francisco de Asís como padre, las fechas y los rumores apuntan a que el padre habría sido el capitán Enrique Puigmoltó, un militar hijo del conde de Torrefiel. Una carta fechada en Madrid el 14 de octubre de 1857, de monseñor Giovanni Simeoni, revela una conversación que no deja lugar a dudas sobre la paternidad de Puigmoltó: “...que el general Narváez había hablado fuertemente con Isabel II de la obligación de acabar con el escándalo (el romance con el militar valenciano), que habiéndose sido en estos últimos meses tan enérgicas las expresiones, que la misma Reina, llorando, le repuso: "¿Es que deseas que aborte?” El romance duró cerca de tres años, y valió al militar toda clase de condecoraciones y prebendas. Forzado a alejarse de la Corte, donde todos le suponían padre de Alfonso XII, le pusieron el sobrenombre de “Puigmoltejo”, en su nativa Valencia.
La Reina justificaba sus pecados en una entrevista con el escritor Benito Pérez Galdós: “¿Qué había de hacer yo, jovencilla, reina a los catorce años, sin ningún freno a mi voluntad, con todo el dinero a mano para mis antojos y para darme el gusto de favorecer a los necesitados, no viendo al lado mío más que personas que se doblaban como cañas, ni oyendo más voces de adulación que me aturdían ¿Qué había de hacer yo? Póngase en mi caso…”.

Enlace de Alfonso XII: http://bit.ly/2Qq9I1R
Enlace de María de las Mercedes de Orleáns: http://bit.ly/2A7w8Lc
Enlace de María Cristina de Austria: http://bit.ly/2EIBWyk

No hay comentarios:

Publicar un comentario