27 feb 2017

Fruela I

Llamado el Hombre de Hierro, era hijo del monarca Alfonso I y de su esposa Ermesinda, nace en el año 722. Descrito en la crónica Rotense de tiempos de Alfonso III, como "(…)un varón de ánimo muy recio" y en la Crónica Albeldense, de la misma época, como hombre de "(…)condición áspera". Apenas disponemos de datos sobre los primeros años de su vida. Sucedió a su padre en el trono como cuarto rey de Asturias, a pesar de que en esos momentos la corona seguía siendo de carácter electivo, contando con el favor de los nobles. Cuando llegó al poder se encontró una situación muy distinta a la de su padre; poco antes de la muerte de Alfonso I, había llegado a Córdoba Abd al-Rahman I, el cual había calmado la situación social y política de al-Andalus, lo que afectó en gran manera a los cristianos, que veían como disminuían sus posibilidades ante sus enemigos, que estaban cada vez mas unidos y más poderosos.

Numerosos fueron los enfrentamientos que sostuvo con el primer Omeya, destacando la gran victoria obtenida en Galicia, concretamente en Pontuvio, posiblemente la actual Pontedeume o la localidad de Pontobio. Pero no fueron solamente los problemas del exterior los que marcaron los once años de reinado de Fruela, sino los del interior. Tuvo que hacer frente a una sublevación de los vascones, en el tercer año de su reinado, que pretendían sacudirse el yugo de la monarquía asturiana, con escaso éxito. También lo intentaron algunos pueblos galaicos, aunque Fruela supo frenar sus aspiraciones de manera muy dura, pues devastó todas sus tierras.

Hubo un grupo de nobles que, contrariados por algunas de sus decisiones y por la extrema dureza de su carácter, optaron por formar una oposición en torno a su hermano Vimarano. Fruela ante estos hechos, decidió cortar por lo sano y asesinar personalmente a su hermano el año 768. Tampoco contó con el apoyo del clero, ya que tomó medidas severas contra la simonía y prohibió el matrimonio de los clérigos.

Casó en el 760 con una joven noble alavesa llamada Munnia, con la que tuvo un hijo, Alfonso y una hija, de la que no sabemos el nombre, pero sí que casó con Neopociano. Murió asesinado en Cangas de Onís en el año 768  a manos de la nobleza, que decidieron proclamar como nuevo rey a su primo Aurelio. Fundó diversos monasterios de la Orden de San Benito, entre ellos el de San Vicente de Oviedo, considerado como el origen de la ciudad de Oviedo. Sus restos mortales y los de su mujer fueron depositados en este monasterio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario