26 abr 2022

Eduardo VI, rey de Inglaterra desde 1547 a 1553

 


DINASTÍA TUDOR

Nacimiento: El 12 de octubre de 1537 en el palacio de Hampton Court, Middles (Inglaterra)

Fallecimiento: El 6 de julio de 1453 en el palacio de Greenwich, Kent (Inglaterra)

Padres: Enrique VIII de Inglaterra y su tercera esposa Juana Seymour.

Reinado: Desde el 28 de enero de 1547 al 6 de julio de 1553.



Fue el único hijo varón superviviente del matrimonio formado por el rey Enrique VIII y Juana Seymour, la cual falleció doce días después de fiebres puerperales.  Enrique estuvo encantado con el nacimiento de un hijo varón, ya que hasta entonces solo tuvo dos hijas. Desde su nacimiento, Eduardo fue un niño enfermizo. Su fragilidad fue el motivo por el que Enrique VIII volvió a casarse tres veces más, pero sin lograr nueva descendencia. Su mala salud no impidió que recibiera una buena educación.

Muere su padre el 28 de enero de 1547, y en su testamento había establecido un consejo de regencia que habría de actuar hasta su mayoría de edad de Eduardo. El 13 de marzo de 1547, Eduardo creó un nuevo consejo para asistir al creado por su padre. Además, Edward Seymour dejó de ser considerado “uno entre iguales” y se le permitió obrar sin la aprobación del consejo, pasando a ser Lord Protector, por lo que era la persona que realmente dirigía los destinos de Inglaterra mientras Eduardo desempeñaba un papel meramente ceremonial. Una de sus primeras decisiones fue la de romper la alianza existente entre Inglaterra y Escocia, y a finales de 1547, las tropas inglesas entraron en Escocia. En 1549, Francia declaró la guerra a Inglaterra, con lo que la popularidad de Seymour cayó y fue sustituido por John Dudley, conde de Warwick, que no se nombró “Lord Protector” y declaró la mayoría de edad de Eduardo a los 16 años. En 1550, Lord Warwick consiguió la paz con Francia y entregó los territorios ocupados en Escocia.

Con la llegada de Warwick se desató la persecución del catolicismo. Se eliminaron todas las imágenes y símbolos católico-romanos de las iglesias, y los disidentes religiosos fueron encarcelados y quemados en la hoguera. Lord Warwick quería aumentar su prestigio, por lo que consiguió que Eduardo lo nombrara duque de Northumberland. Iniciaba así una campaña encaminada a desacreditar al anterior Lord Protector, informando a los londinenses, de que el duque de Somerset, el cual, en 1551, fue juzgado por traición, condenado a muerte y ejecutado en enero de 1552.

En enero de 1553, Eduardo comenzó a padecer un fuerte resfriado con altas fiebres, y paulatinamente comenzó a empeorar su estado, estaba muriéndose, no obstante, fue capaz de fijar su sucesión. Como protestante, no deseaba que le sucediera su hermana María, por ser católica. El duque de Northumberland estaba deseoso de retener su poder, y como las dos primeras en la línea de sucesión, María e Isabel, no servían para sus propósitos, fijó su atención en su prima Frances Brandon, que era sobrina de Enrique VIII. Frances renunció a sus derechos a favor de su hija, Juana Grey, entonces el duque, pactó un matrimonio entre Juana y uno de sus hijos.



Al considerarse que una mujer no podía regir Inglaterra, se estableció una nueva línea de sucesión, excluyendo de ella a María, Isabel y Juana. Esta decisión no agradó a Northumberland que consiguió cambiarla, por lo que la corona pasaría a Juana Grey, quedando excluidas María e Isabel, por ser, oficialmente ilegítimas.

En abril, Eduardo se sintió lo suficientemente bien como para trasladarse a Greenwich, pero a finales de mes volvió a recaer. El 7 de mayo, se encontraba algo mejor, sin embargo, el 11 de junio, sufrió una nueva recaída, y los doctores afirmaron que ya no tenían solución. Poco después, el rey, apenas podía mantenerse en pie. Hizo su última aparición pública el 1 de julio, asomándose a su ventana en el Palacio de Greenwich. Su aspecto era horrible: delgado y demacrado. A las 20:00 horas del 6 de julio, Eduardo falleció en Greenwich. El 8 de agosto es enterrado en la Abadía de Westminster.

Su muerte se mantuvo en secreto para preparar la subida al trono de Juana, a la que juraron fidelidad las autoridades el 10 de julio. Pero el pueblo no estaba satisfecho con su nueva gobernante, y nueve días más tarde, el 19 de julio, María entró en Londres, viéndose Juana obligada a entregar la corona. Su coronación se consideró ilegal. El duque de Northumberland fue ejecutado mientras que, en principio, se perdonó a Juana. Pero tras la rebelión de Thomas Wyatt, en 1554, Juana fue ejecutada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario