14 abr 2022

El Barberillo de Lavapiés

 


Es una zarzuela impregnada de un carácter rotundamente urbano, con música de Francisco Asenjo Barbieri y libreto de Luis Mariano de Larra que juega a parodiar “El barbero de Sevilla” de Rossini, convirtiendo el Madrid de Carlos III en un cuadro costumbrista, lleno de personajes madrileños y con citas muy realistas al callejero. Una partitura que obtuvo un gran éxito desde su estreno en el Teatro de La Zarzuela el 19 de diciembre de 1874.

En la historia, Lamparilla, un pícaro barberillo de Lavapiés y la costurera Paloma, a la que pretende, se ven envueltos junto a otros personajes del Madrid del siglo XVIII —la acción se sitúa en Madrid, hacia el año 1776—, en una catarata de intrigas, mezclando el cortejo amoroso con la política y el enfrentamiento de la pareja protagonista a la nobleza y otros personajes de postín, como son la Marquesita y don Luis.



ARGUMENTO

Primer Acto

En el Sitio de El Pardo, el día de la Romería de San Eugenio, y el pueblo ha acudido al lugar, para divertirse y merendar. Allí se encuentra Lamparilla con sus amigos y una costurera llamada Paloma. También se han dado cita allí —por el mismo motivo—, un grupo de nobles conspiradores, que pretenden derrocar a Grimaldi para que acceda al poder Floridablanca. Por allí van apareciendo don Juan de Peralta y la Marquesita del Bierzo, Estrella, y también don Luis de Haro, que encuentra a su prometida con otro hombre; todo se complica, ya que don Luis es sobrino de Grimaldi, y los conspiradores tratan de que no sepa el motivo de su encuentro en el lugar.

Las dos historias se cruzan, y el barbero y la costurera acaban implicados en la conspiración, prestando ayuda, sin saber lo que ocurre, a la Marquesita y a los nobles que, de esta manera, escapan de la emboscada de don Pedro de Monforte.

Segundo Acto

La acción se traslada a la Plazuela de Lavapiés. Han pasado cinco días sin tener noticias de Lamparilla, cuando éste aparece y les cuenta lo que le ha ocurrido, aunque sin entender muy bien de qué se trata. Aparecen Paloma y Estrella que han arreglado la salida del barbero de la Cárcel de la Villa. Es entonces cuando Paloma comprende las intenciones de la noble señora: conspirar contra Grimaldi. Estrella y don Luis se encuentran, aunque su relación se complica, debido a los acontecimientos de días anteriores. El encuentro entre Lamparilla y Paloma va bastante mejor, ya que descubren que: son ellos los que pueden salvar el país. Al ver a los Guardias Valonas, merodeando por los alrededores, sospechan que es otra emboscada de don Pedro contra los conspiradores. Por lo que, ahora, son ellos dos los que organizan una revuelta, apoyados por los vecinos del barrio, para salvarse.

Tercer Acto

En la buhardilla de la casa de Paloma, en la calle de Toledo, se reúnen las costureras. También está Estrella, la Marquesita, que, tras huir, hace un mes, de su casa, está escondida. Se viste de maja y espera que Lamparilla, con sus amigos y vecinos, organicen su huida de la ciudad. Don Luis, decidido a huir junto a su amada, se suma al plan del barbero, vestido de majo, pero don Pedro llega con sus guardias y los apresa a todos. En ese preciso momento llega la noticia de que Madrid está revuelto, Grimaldi ha sido destituido y Floridablanca es el nuevo secretario de Estado. Ante esta eventualidad, don Luis decide exiliarse. Para su sorpresa, la Marquesita decide acompañarle, ya que ha visto satisfechos sus deseos de reforma, a pesar de que Lamparilla la advierte que la felicidad del país no dependerá de ese cambio. Paloma a su vez advierte a su barberillo: ahora puede dedicarse solo a afeitar


Del Barberillo de Lavapiés os dejo la Canción de Paloma, que espero sea de vuestro agrado.

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario