25 feb 2017

Favila


Favila fue hijo de Don Pelayo y de su esposa, la reina Gaudiosa, no sabiéndose a ciencia cierta dónde y en qué fecha nació, ya que apenas se conservan datos de su reinado debido a la brevedad del mismo; aunque sabemos, a ciencia cierta, de su existencia por ser nombrado tanto por las fuentes árabes como por las cristianas, en sus crónicas; lo cual, a su vez, le da un carácter especulativo.

Recibió su nombre de su abuelo, padre de don Pelayo, el cual le asoció al trono en fechas muy tempranas, a pesar de que la monarquía asturiana, al igual que la visigoda, tuvo en un principio un carácter electivo, pese a que estuvo en manos de una familia. No obstante, Favila fue proclamado rey por la nobleza asturiana a la muerte de su padre, Pelayo, en el año 737, siendo así el segundo rey de la monarquía asturiana.

Apenas han quedado testimonios de sus acciones, aunque durante los primeros meses, posiblemente, se dedicó a consolidar su posición en los territorios del reino, con el propósito de emprender nuevas campañas contra los musulmanes, aunque nada indica que emprendiera alguna acción.

Se sabe que estuvo casado con Froileuba, aunque tampoco se sabe nada de ella, con la que tuvo dos hijos, pero de los que tampoco se sabe nada, debido a la prematura muerte de su padre. Es posible que su hija Favinia, casara con el duque Luitfred III de Suevena, pero este hecho tampoco puede ser confirmado.

Como veíamos en el artículo de don Pelayo, el estandarte que le acompañó durante la batalla de Covadonga fue la Cruz de la Victoria, pues sabemos que Favila mandó construir en las cercanías de Cangas de Onís la iglesia de Santa Cruz, en honor a dicha cruz. Dicha iglesia, consagrada por el obispo Asterio en el año 737, tiene el honor de conservar los restos del rey Favila y de su esposa.

Según indican las crónicas, en el año 739, estaba cazando por los montes asturianos, cuando se vio sorprendido por un oso, imprudentemente intentó acometerle armado solamente con un cuchillo, pereciendo en el intento; aunque hay quienes lo relatan como una prueba de virilidad. Pero una vez más las noticia son contradictorias y algunos autores sostienen que fue asesinado por la nobleza, que se encontraba descontenta por algunas decisiones de Favila, acabando así con su mandato y eligiendo a un nuevo monarca.


1 comentario:

  1. De nuevo me atrevo a comentar sus publicaciones (Me han llegado noticias de ellas hoy por primera vez) Me alegra comprobar una vez más que coincidimos en casi todo. Aunque me gustaría hacerle una salvedad: La figura de Favila, debido a su breve reinado, apenas esta tratada en mis novelas (a excepción de su juventud, totalmente inventada, pues de ella nada se sabe, en La muralla esmeralda, y un breve prólogo en El Muladí). pero, en la que estoy escribiendo ahora y que, espero, se edite durante este año, al repetir la muerte de Favila en el prólogo, creo que Asterio no era un obispo, sino un "vate" o adivino de los astures que asistió a su funeral, como estaba escrito en la lápida de su sepultura (Si estoy equivocado, agradecería me corrigiese). Por aquella época creo que no había obispo en Cangas, aunque en mis novelas yo me haya inventado uno.
    Atentamente.

    ResponderEliminar