21 feb 2021

Marianne von Martínes

 


Marianne von Martínes o Mariana Martínez, nació en Viena el 4 de mayo de 1744. Aunque fue bautizada como Anna Caterina, ya de mayor optó por utilizar el nombre de Marianne. Era hija de Nicolo Martínez, que había nacido en Nápoles, aunque de ascendencia española, y su madre, Maria Theresia, era de origen alemán. Por lo que debemos considerarla dentro del grupo de músicos alemanes, como del de los españoles.

A principios de 1730, sus padres se instalaron en Viena, ya que Nicolo fue contratado como maestro de cámara por el nuncio papal.

Marianne nació y creció en el tercer piso de la Michaelerhaus, un gran edificio de la Michelerplatz de Viena, allí, en el mismo edificio unos ilustres vecinos descubrirían su talento para el arte. El poeta Pietro Trapassi, más conocido como Metastasio, y los compositores Nicola Porpora y un joven JOSEPH HAYDN, la enseñaron a tocar y componer. Pronto a estos ilustres inquilinos del mismo edificio donde vivían los Martinez, se les unieron otros reputados compositores de la ciudad imperial, para hacer de la joven una de las intérpretes más famosas en su tiempo, que pronto empezó a deleitar a todos los miembros de la corte, siendo una de las favoritas de la emperatriz María Teresa. Siendo también admitida, en 1773, en la Academia Filarmónica de Bolonia. En 1790 abrió una escuela de canto de la que salieron importantes voces. Como compositora en su catálogo se encuentran sinfonías, conciertos, oberturas, sonatas, música religiosa y los oratorios "Santa Elena al Calvario" e "Isacco, figura del Redentore" con letra de Metastasio, que se estrenó en 1762.

La "Sinfonía en do mayor", compuesta en 1770, se estrenó en Valladolid el 6 de junio de 1978 interpretada por la Orquesta de Cámara de Valladolid, que estaba dirigida por José Buenagu, que la revisó y reorquestó. Escrita en tres movimientos siguiendo el estilo vienés. Allegro con spirito, andante ma non troppo y allegro spiritoso.

Al fallecer en 1782, Metastasio, le dejó a ella junto a su hermana una importante herencia que les permitió vivir holgadamente el resto de sus días. Con el paso del tiempo, su hogar se convirtió en centro de reunión de los artistas más afamados de la ciudad, es el caso de compositores de la talla de MOZART y BEETHOVEN. Y por supuesto HAYDN, su maestro, que la apodó como la “pequeña española”.

Marianne von Martínez falleció en Viena, el 13 de diciembre de 1812, siendo enterrada en el cementerio de San Marx.

Es, sin duda, una de las compositoras e intérpretes más famosas del siglo XVIII, reconocida por los grandes de la música de su tiempo, aunque no llegó a ocupar el lugar que le correspondía en el mundo del arte musical. Ella, como muchos otros talentos femeninos, fue aplaudida pero no considerada con el respeto profesional que se merecía. Sus piezas musicales raramente se han recuperado para el público actual y los amantes de la música clásica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario