3 may 2021

Pistola Luger o Parabellum

 


La Luger Parabellum era una pistola semiautomática, accionada por retroceso que utilizó dos calibres: el 7,65 mm Parabellum y el 9 mm Parabellum; con un cargador de 8 cartuchos. La mira frontal era de hoja, mientras que la trasera era de apertura ajustable. Tenía una longitud de 223 mm, y pesaba 0,85 kg. Su cañón era de 102 mm con 6 estrías.

También conocida como modelo 1908 (P08), pudo sobrevivir a las restricciones del Tratado de Versalles. El diseño fue obra de Georg Luger en 1898 y fue producida por la Deutsche Waffen und Munitionsfabriken (DWM) a partir del año 1900 y a partir de 1930 por la Mauser-Werke AG. En el trascurso de los años, la Luger P08, fue también fabricada por Erfurt, Simson, Krieghoff y otros. Entre todos se encargaron de producir más de un millón de unidades de esta mítica pistola que marcó un antes y un después en la historia de las armas cortas.

La Luger se hizo popular por su uso durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial, por el ejército alemán. Los primeros modelos fueron fabricados en calibre 7,65 x 22 Parabellum, del cual se desarrolló el cartucho 9 x 19 Parabellum. La denominación Parabellum, proviene de un antiguo dicho latino “Si vis pacem, para bellum” (si quieres paz, prepárate para la guerra). El nuevo cartucho utilizaba la misma vaina que el 7,65 mm aunque ligeramente más corto y no presentaba su característico agotellamiento y su poder de parada era sensiblemente superior al de su predecesor.


Durante la Primera Guerra Mundial, se pudo observar la efectividad de los subfusiles en la guerra de trincheras, por lo que se hicieron pruebas para convertir diversos tipos de pistolas semiautomáticas en pistolas automáticas, pero al contrario de la Mauser C-96, la Luger demostró tener una cadencia excesiva cuando disparaba en modo automático.

Bill Ruger alababa el ángulo de 55 grados del mango de la Luger y lo imitó en su pistola calibre .22 LR. La Luger emplea una corredera interna, operada mediante un brazo articulado, al contrario de la corredera externa común a casi todas las demás pistolas semiautomáticas. Tras disparar un cartucho, el cerrojo y el cañón (unidos en ese instante) van hacia atrás gracias al retroceso. Al moverse solamente unos 13 mm, el cerrojo golpea un resalte del armazón, haciendo que la articulación comience a doblarse y que el cerrojo se desacople de la recámara. En este punto el cañón termina su recorrido impactando en el armazón, pero el cerrojo y la recámara continúan moviéndose, haciendo que la articulación se doble totalmente momentáneamente, extrayendo y eyectando el cartucho disparado. El cerrojo y la recámara inician su recorrido hacia adelante bajo la tensión del muelle recuperador y un nuevo cartucho es insertado en la recámara desde el cargador. El proceso completo ocurre en tan solo una fracción de segundo.

La P08 que fue el arma auxiliar para el personal del Ejército Alemán en ambas guerras mundiales, en 1937 se decidió reemplazarla por la Walther P38 a partir de 1940. El Ejército Suizo evaluó la 7,65 Parabellum (.30 Luger en los Estados Unidos) y la adoptó como arma auxiliar en 1900 con la denominación de Ordonnanzpistole.

Calibrada para el cartucho 9 x 19 Parabellum fue aceptada por la Marina Alemana en 1904 y por el Ejército Alemán en 1908, reemplazando al anticuado Reichsrevolver. La Luger de Artillería tenía un cañón más largo y un culatín de madera, siendo a veces utilizada con un tambor de 32 cartuchos. La Luger Marine, conocida como Navy Model, presenta algunas modificaciones: un cañón más largo, de 152 mm, una mira ajustable con dos posiciones (100-200 metros) y la incorporación de una culata desmontable. Fabricada desde 1904 hasta 1917, se le podía añadir un cargador circular de 32 cartuchos. Los modelos diseñados para los cuerpos de Artillería contaban con cañones de hasta 203 mm. Al igual que la Luger Marine, también podía incorporar el cargador circular con 32 cartuchos. En la actualidad, la Luger Carbine es una de las versiones más buscadas y costosas. Esta versión dispone de una mira ajustable ubicada sobre la recámara. Su culata es de madera de primera calidad y también presenta una cantonera.



Los Estados Unidos compraron 1000 pistolas calibre 7,65 x 22 Parabellum para pruebas de campo. Posteriormente, un pequeño número de estas fue recalibrado para el nuevo y más potente, cartucho 9 x 19 Parabellum. Las experiencias de combate con revólveres calibre .38 en las Filipinas y una serie de pruebas balísticas, determinaron la necesidad de pistolas con cartuchos de mayor calibre. Existe un modelo de la P08, la Luger US Army Test Calibre .45ACP, que se ha convertido en una de las pistola más caras del mundo. De hecho, los coleccionistas han llegado a pagar por ella hasta un millón de dólares. Esto se debe a que se trata de un arma única. Los alemanes fabricaron dos en calibre .45ACP para que las probaran las Fuerzas Armadas de Estados Unidos. Una de ellas fue destruida, mientras que la otra es la que hoy en día posee un valor de mercado prácticamente incalculable. Finalmente, el Ejército estadounidense no adoptó la Luger porque en los test se declinó por la propuesta presentada por Colt y Browning, un esbozo de lo que posteriormente se convertiría en la mítica M1911.

La Wehrmacht recibió la última partida en noviembre de 1941. A pesar de ello la P08 continuo en servicio hasta el final de la guerra ya que la P38 no llego a producirse en cantidad suficiente.

 

Fuentes: WikipediA y Wehrmacht-info.com/luger_p08.

Imágenes: WikipediA y Pinterest


No hay comentarios:

Publicar un comentario