jueves, 9 de agosto de 2018

Castillos de León: Castillo de Coyanza


Los primeros indicios que se tienen del antiguo solar del castillo datan del periodo final de la Edad del Bronce. Durante la Edad del Hierro, se configuró un poblado en el solar que ocupa el castillo y su entorno, sobre el que se sucedieron las ocupaciones de época prerromana y romana hasta la Edad Media. El antiguo Castrum Coviacense es conocido desde el siglo IX como Castrum Coyanca o Coianca. 

En 1180 el rey Fernando II reorganizó la nueva villa, denominándola Valencia. En esa época comienzan las obras de una cerca urbana y un nuevo castillo, construido con tapias de barro, conocido como Motam Valentie. 

En 1387 el infante Juan de Portugal recibe la villa de Valencia, con el título de duque. La heredará su hija María de Portugal y Enríquez, quien casa con Martín Vázquez de Acuña, noble portugués exiliado en Castilla, titulándose Condes de Valencia de Don Juan. Desde entonces, la Casa de Acuña detenta el poder del castillo y su villa. Juan de Portugal, comenzó las reformas del viejo castillo, que fueron continuadas por su hija María y su marido. Posteriormente, Pedro de Acuña y Portugal, Juan de Acuña y Teresa Enríquez, realizaron nuevas obras en el castillo entre 1465 y 1470. A ellos corresponden los escudos heráldicos de las torretas del castillo. Durante la Guerra de Sucesión Castellana, la fortificación estuvo asediada en 1475 y en este enfrentamiento murió Juan de Acuña precipitado desde una de las ventanas del castillo. Enrique Acuña realizó las últimas obras en 1484, consistentes en el remate de torres y la barrera del foso exterior. Sobre los restos de una estructura anterior se levantó la imponente torre del homenaje. 


El castillo fue abandonado a mediados del siglo XVI y su desmoronamiento se inició en el XVII, desapareciendo sus bóvedas, forjados y cubiertas, además de las yeserías mudéjares que decoraban el interior de sus muros. 

Está formado por un foso, un antemuro y la gran muralla almenada con torres de triples cubos. Al sur se alza la torre del homenaje. Se conservan algunos tramos de la muralla que rodeaba la villa. El recinto está conservado y restaurado parcialmente. En el siglo XX el castillo fue restaurado en varias ocasiones. En 1950-55 se reconstruyó parcialmente la Torre del homenaje, en 1980 se consolidaron y sanearon las murallas y en 1987-88 se realizaron excavaciones arqueológicas y se instaló una pasarela de acceso. Finalmente, en 2004-05, se restauró y reconstruyó parcialmente la Torre del homenaje y el segundo arco de entrada. 

2 comentarios: