viernes, 8 de junio de 2018

Piratas: Samuel Bellamy (Black Sam)


Black Sam Bellamy, nacido posiblemente el 18 de marzo de 1689 en Hittisleigh, Devon, Inglaterra fue un capitán pirata inglés que aterrorizó el Caribe. Era el capitán del Whydah, uno de los barcos piratas más temibles de la época, hábil y carismático pirata, que pudo haber hecho mucho más daño de no haber sido su carrera interrumpida por una violenta tormenta que hundió su barco. Samuel eligió una vida en el mar y se dirigió a las colonias de América del Norte. Parece ser que se enamoró de Maria Hallett de Eastham, Massachussets, pero sus padres no lo aprobaban, por lo que se volvió pirata. 

Bellamy y su amigo Paulsgrave Williams se trasladaron a la Bahía de Honduras, donde se dedican a la piratería a pequeña escala con un puñado de hombres desesperados. Se las arreglaron para capturar un pequeño balandro, pero lo abandonaron cuando fueron atacados por el pirata Henry Jennings. Bellamy, Williams, Jennings y un joven Charles Vane se unieron para tomar una fragata francesa en abril de 1716. Bellamy y Williams que habían traicionado a Jennings, se unieron con Benjamin Hornigold, un pirata muy conocido que se negó a atacar barcos ingleses, prefiriendo a franceses y españoles. Entre los oficiales de Hornigold había un hombre llamado Edward Teach, que ganaría gran fama con otro nombre: Barbinegra. 

Bellamy era un buen pirata y destacó rápidamente en el equipo de Hornigold. En agosto de 1716, Hornigold dio el mando del Mary Anne a Bellamy, una corbeta capturada. Bellamy se quedó con su mentor durante un corto tiempo antes de atacar por su cuenta, deponiendo a Hornigold por negarse a atacar barcos ingleses. La carrera pirata de Bellamy tuvo un buen comienzo: en septiembre se asoció con el legendario pirata francés Olivier La Buse, "Olivier Buitre", y capturó varios barcos alrededor de las Islas Vírgenes. En noviembre de 1716, capturó el transporte británico, Sultana, se quedó él con el y le dio la Mary Anne a su intendente de confianza, Paulsgrave Williams. 


Continuó durante unos meses en el Caribe, y en febrero capturó el Whydah, un barco de esclavos. Fue un golpe de suerte: la Whydah llevaba una carga valiosa de oro y ron, además de ser un buen barco. Dio la Sultana a los desafortunados propietarios del Whydah. Bellamy le instaló 28 cañones. El Whydah fue uno de los barcos piratas más temibles de la historia y podía enfrentarse con muchos barcos de la Royal Navy, en igualdad de condiciones. Bellamy amaba la libertad que da la piratería y despreciaba a esos marineros que optaron por la vida a bordo de un buque mercante o naval. 

A principios de abril, una tormenta separó a Williams, a bordo del Mary Anne y Bellamy, a bordo del Whydah. Se habían dirigido al norte para saquear las ricas rutas de navegación fuera de Nueva Inglaterra. Bellamy continuó hacia el norte, con la esperanza de encontrarse con Williams, o, como algunos creen, para saquear Maria Hallett. El Whydah se encontraba en compañía de tres balandras capturadas, cada uno manejado por un puñado de piratas y prisioneros. El 26 de abril de 1717, otra fuerte tormenta les golpeó. El Whydah fue impulsado hacia la orilla y se hundió: sólo dos de los 140 piratas a bordo, sobrevivieron. Bellamy fue uno de los ahogados. 

El puñado de piratas que sobrevivieron al naufragio del Whydah y las otras corbetas fueron detenidos: la mayoría de ellos fueron ahorcados. Paulsgrave Williams llegó a la cita, donde se enteró del desastre de Bellamy. Williams seguiría una larga carrera en la piratería. 

Por un breve tiempo, de 1716 a 1717, Bellamy fue el más temido de los piratas del Atlántico. Él era un marinero y capitán carismático. Si no hubiera sido por el desastre, Bellamy podía haber tenido una larga carrera como pirata. 


En 1984, los restos del Whydah fueron encontrados en aguas de Cape Cod. El pecio ha dado mucha información acerca de la piratería y del comercio marítimo en la época de Bellamy. Muchos de los restos se pueden ver en el popular Museo Pirata Whydah en Provincetown, Massachusetts. 

Hoy en día, Bellamy no es tan famoso como contemporáneos suyos, como Bartholomew Roberts o "Calico Jack" Rackham. Probablemente esto es debido a su corta vida como pirata, que duró sólo un año. Sin embargo, fue un buen año, pasó de ser un marinero sin un centavo a capitán de una pequeña flota de barcos y cerca de 200 piratas. En el camino, saqueó docenas de barcos y atrapó más botín de lo que obtenido en varios años de trabajo honesto. Si hubiera durado un poco más, su historia romántica sin duda le habría hecho mucho más famoso. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario