miércoles, 14 de febrero de 2018

Alberto Durero



Natural de Núremberg, donde nació en 1471, es sin duda la figura más importante del Renacimiento en Europa septentrional. Se formo en una escuela latina, recibiendo conocimientos de pintura y grabado de su padre Michael Volgemut.



La minuciosidad es uno de los rasgos destacados de su obra, heredados, quizás, del oficio paterno.

Tras su segunda estancia en Italia, pintó las figuras de tamaño natural, que representamos más abajo.








No hay comentarios:

Publicar un comentario