viernes, 10 de agosto de 2018

Los Celtas: Manannan


Manannan o Manannán mac Lir, es el nombre que recibe una de las deidades acuáticas en la mitología celta, también recibe el nombre del rey de la tierra prometida, así pues al igual que en muchas otra mitologías está relacionado con el otro mundo. 

Era considerado como una de las deidades más importantes dentro de la mitología celta, aunque al contrario que las deidades de la mitología griega o la mitología romana, Manannan no era temido por los seres humanos, pues se le conocía como un dios apacible. Se le representa como un grandioso hechicero, este posee una capa que cambia de color e imita el aspecto del ambiente a su alrededor, lleva consigo un casco que deslumbra a sus enemigos y una armadura irrompible. 

Manannan es dueño de la espada Fragarach, que obligaba a quien la tuviese en el cuello a decir la verdad, otros describen a Manannan como un hombre que va portando una capa verde, sujeta con un broche de plata u oro, este vestía una camisa de raso además de unas sandalias doradas y tenía sostenida en sus manos una rama de oro. 

La responsabilidad más grande de Manannan era transportar el alma de los muertos hasta el cielo o el inframundo, esta deidad viajaba surcando los mares y los cielos en un barco sin velas o remos, otros lo describen montado sobre un carruaje, o un caballo. 

Manannan llevaba a las almas a sus nuevos hogares sin solicitar ningún tipo de pago, es conocido como una divinidad que traía fertilidad y prosperidad, ya que cuando surcaba los mares la espuma de las aguas removidas se convertían en campos de flores o arbustos y las algas marinas se transformaban en hermosos arboles frutales. por lo tanto nunca se le relacionó con las catástrofes marinas. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario