lunes, 21 de mayo de 2018

José Casado de Alisal, Últimos momentos del rey Fernando IV el Emplazado


Pintado en 1860, es un óleo sobre lienzo, de 318 X 248 cm.




En 1860, Casado del Alisal presentó este lienzo sobre la “Leyenda de los Carvajales”, obteniendo un éxito clamoroso, al ser galardonado con el premio extraordinario de primera clase, iniciándose así su reconocimiento como gran maestro de la pintura de historia de su tiempo, que ratificaría en 1864 con “la Rendicion de Bailén”. El legendario episodio de la extraña muerte del rey Fernando IV de Castilla, se narra en la Crónica de don Fernando IV de Castilla, atribuida a Fernández Sánchez de Tovar. El episodio sirvió también de inspiración para el drama “Los carvajales”, estrenado en 1837.

Pintado por Casado del Alisal en Roma a los 29 años, el cuadro es uno de los más singulares ejemplos de la influencia de la estética nazarena en la obra de este artista, que abandonaría muy poco después en favor de una interpretación eminentemente realista de sus composiciones históricas. La crítica no ahorró elogios para una pintura que en aquel momento se presentaba como verdadera novedad y auguraba el prometedor futuro de su autor.



No hay comentarios:

Publicar un comentario