martes, 6 de marzo de 2018

Ignacio Pinazo Camarlench, Fauno (Desnudo infantil)


Realizado en 1888. Óleo sobre tabla, de 10,5 X 18,5 cm.




Esta obra presenta a un hombre acostado boca abajo con una corona de pámpanos en la cabeza que lo inviste de una evocación de paganía. Este cuadro es uno de los más claros exponentes de los ecos del impacto del Fortuny de Portici cuyo Desnudo en la playa de Portici. Se trata, además, de una obra importante dentro de la orientación luminista de la pintura valenciana y que demuestra cómo en ella es Pinazo vía Fortuny el punto de partida más importante. El paño blanco sobre el que se recuesta la figura tiene unos efectos reverberantes, al igual que el cuerpo. La ágil pastosidad de Pinazo se combina con los toques magistrales de las líneas oscuras que contornean fragmentos del cuerpo y las telas; la luz produce efectos dinámicos de preludios modernistas en la masa de vegetación,




No hay comentarios:

Publicar un comentario