jueves, 22 de marzo de 2018

RMS Atlantic, Desastres Navales

Era un barco de vapor, perteneciente a la White Star Line, que hacía la travesía entre Liverpool y Nueva York. El 1 de abril de 1873, durante su decimonovena travesía, se precipitó contra las rocas, hundiéndose cerca de Nueva Escocia, causando 545 muertes.






Fue construido por los astilleros Harland and Wolf de Belfast en 1871, bajo la dirección de Thomas Henry Ismay. Pertenecía a la clase Oceanic, propulsado por una máquina de vapor de 600 caballos, teniendo además cuatro mástiles para las velas. Tras ser botado el 26 de noviembre de 1870, la compañía planeaba utilizarlo en la línea de América del Sur, pero al ser entregado el 3 de junio de 1871, no pudo ser, y el 8 de junio de ese año zarpó desde Liverpool hacia Nueva York, en su viaje inaugural. 

Durante dos años, el buque realizó travesías regulares con sus tres hermanos gemelos, ofreciendo una nueva comodidad para un transatlántico: los pasajeros de primera clase tenían camarotes iluminados con lámparas de queroseno, en lugar de velas, y un suntuoso comedor que disponía de asientos individuales en lugar de los bancos habituales. Podía transportar 166 pasajeros de primera clase y 1000 pasajeros en entrepuente. 

El 20 de marzo de 1873, el Atlantic zarpó desde el puerto de Liverpool, al día siguiente hizo escala en Queenstown, poniendo rumbo hacia Nueva York con 957 personas a bordo, de las cuales 833 eran pasajeros. Sin embargo, las cifras varían según la fuente. Durante el viaje, el capitán James A. Williams decidió hacer escala en Halifax para reabastecerse de carbón. El 31 de marzo, ya cerca de Halifax, el Atlantic atravesaba una tempestad a una velocidad de 9 nudos, la visibilidad era reducida y la mar agitada. Hacia las 2:00 del 1 de abril, el Atlantic golpeó una roca sumergida denominada Marr's Head, a 50 metros de la isla de Meagher. La tripulación arrió los botes salvavidas, pero se sumergieron, al igual que la cubierta. Algunas personas murieron aterrorizadas. Dos oficiales se lanzaron al agua y tendieron algunas cuerdas desde una roca cercana, permitiendo trepar a los supervivientes. 

El manifiesto del buque indica que había 156 mujeres y 189 niños a bordo. Todas las mujeres perecieron en el naufragio, y entre los niños, sólo sobrevivió un chico. De las 957 personas que iban a bordo, murieron 545 y sólo se salvaron 412. La investigación del gobierno canadiense llegó a la siguiente conclusión: "La conducta del capitán Williams en su gestión del buque durante las doce a catorce horas anteriores a la tragedia está en profundo desacuerdo con lo que debe ser la conducta de un hombre en tal situación". El naufragio del RMS Atlantic, en términos de víctimas civiles, fue la peor catástrofe en el Atlántico Norte, hasta el naufragio del SS Norge en Rockall el 28 de junio de 1904.

Después del naufragio, el Atlantic fue considerado como el primer barco de la White Star Line en hundirse, pero en realidad, la compañía ya había perdido el RMS Tayleur en la bahía de Dublín en 1854. Tras naufragar el Atlantic, la White Star tuvo que vender dos de sus barcos: el Asiatic y el Tropic. Hoy, la mayor parte del buque reposa a 25 metros bajo la superficie del agua. Algunos objetos son expuestos en el Museo Marítimo del Atlántico, en Halifax.


No hay comentarios:

Publicar un comentario