viernes, 23 de febrero de 2018

VALENCIA DESAPARECIDA: Trianón Palace


En la noche del 5 de diciembre de 1914, la burguesía valenciana olvidó las malas noticias que llegaban de una Europa en guerra, las que llegaban de una economía maltrecha, y se dio cita en la calle Pi y Margall, hoy Ruzafa, en su confluencia con Convento de Santa Clara, ocupando parte del solar del antiguo convento, para la inauguración de un nuevo teatro, el Trianón Palace de Valencia.

El edificio fue trazado con líneas modernistas por el joven arquitecto Javier Goerlich, llamado a cambiar durante años la fisonomía de buena parte de la ciudad. A sus 28 años, Goerlich, que acababa de obtener el título, ponía en pie su primer proyecto con una solvencia que llamó de inmediato la atención. Tenía una planta alargada con un amplio patio de butacas, capaz para 1.500 espectadores, y un escenario pequeño. La decoración estuvo a cargo de José Benlliure Ortiz. Estaba concebido para ofrecer al público, tanto teatro como conciertos y fue la primera gran sala que Valencia dedicó al cinematógrafo.

El gerente del negocio, señor Porres, quiso que el estreno fuera del más alto nivel. Para eso contrató, para tres funciones, al director de orquesta José Lassalle, que en esa época, era considerado el más prestigioso de España, y que había sido llamado, en 1909, para los conciertos de música clásica, con motivo de la inauguración de la Exposición Regional.


El éxito acompañó, durante años, a las funciones dadas en la nueva sala y dio a los valencianos la sensación de haber conquistado un nuevo nivel de calidad y de exigencia, en el campo de los espectáculos y la cultura. 

El Trianón Palace, tras la guerra civil, cambió su nombre por el de Lírico y se dedicó exclusivamente a sesiones de cine. Pero a los pocos años, en 1948, fue derribado para convertirse en edificios de viviendas.


Todos los textos proceden de libros, periódicos, páginas webs y folletos turísticos en los cuales no se menciona de titularidad alguna de derechos. La mayoría de las fotos están tomadas de Internet y en algunos casos son del propio autor. En el caso de la existencia de un titular de los derechos intelectuales sobre estos textos e ilustraciones, y desea que sean retiradas, basta con ponerse en contacto conmigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario