martes, 24 de octubre de 2017

Cristo en el Sepulcro de Francisco Ribalta en Museo de Bellas Artes de Valencia San Piuo V



Revela el estilo más característico de Francisco Ribalta en la primera década del siglo XVII. Su modelo es el Santo Entierro de Sebastiano del Piombo del Ermitage que había traído a Valencia el 1521 el embajador don Jerónimo Vich a su regreso de Italia. Del original de Sebastiano, Ribalta toma la figura de Cristo en el sepulcro prescindiendo del resto, que sustituye por tres ángeles que le veneran con devoción. Su formato apaisado permite suponerla predela de algún retablo.

Óleo sobre tabla de 55 x 168 cm






No hay comentarios:

Publicar un comentario