viernes, 18 de agosto de 2017

Segismundo Moret y Pendergast


Nació en Cádiz, el 2 de junio de 1833, falleciendo en Madrid, el 28 de enero de 1913. Hijo de un funcionario del Ministerio de Hacienda, siguió la carrera de derecho y fue catedrático de hacienda desde 1863. A través de la cátedra y la prensa se convirtió en uno de los más destacados defensores del librecambio. A pesar de que se mostró partidario de la implantación de instituciones democráticas, se mantuvo al margen de cualquier actividad política hasta la Revolución de 1868, en que fue elegido diputado, fue secretario de la comisión parlamentaria encargada de redactar la Constitución de 1869, y se distinguió por la brillante defensa de las cláusulas que garantizaban los derechos individuales.

Formó parte del Gobierno presidido por Prim en 1870, como ministro de Ultramar, cargo desde el que firmó la abolición de la esclavitud en Puerto Rico, y luego del primer gobierno de Amadeo I, hasta que fue designado representante español en Londres en 1871. Dimitió de este cargo al abdicar Amadeo I. En 1881 Segismundo Moret intentó organizar la izquierda dinástica y para ello llegó a un acuerdo con Montero Ríos y Serrano. Con el apoyo de este grupo fue nombrado ministro de la Gobernación, bajo la presidencia de Posada Herrera en 1883. Posteriormente se incorporó al partido liberal y aceptó la jefatura de Sagasta, convirtiéndose en uno de sus principales colaboradores.



En el primer gobierno liberal de la Regencia ocupó las carteras de Estado, de 1885 a 1888 y de Gobernación en 1888. Su doctrinarismo librecambista le enfrentó con la burguesía catalana. Asimismo intentó, sin ningún resultado, romper el aislamiento internacional de España. Fue Ministro de Fomento en 1892, Estado en 1892 y 1894 y Ultramar en 1897, tuvo que enfrentarse en este último cargo con la revolución cubana. Concedió la autonomía a Cuba y Puerto Rico, lo que no sirvió para solucionar el problema, y se mostró partidario de acceder a las exigencias de Estados Unidos, por lo que fue duramente criticado. La pérdida de las colonias le enajenó una gran parte de la opinión del país.

A la muerte de Sagasta disputó a Montero Ríos la jefatura del partido liberal, sin que ninguno de los dos lograra sustituir a aquél. En 1905 fue encargado de presidir de nuevo el Gobierno, hizo aprobar la ley de Jurisdicciones para satisfacer a los militares descontentos, con lo que acabó por perder las simpatías de los núcleos más avanzados del partido liberal y se enfrentó a los sectores catalanes, a los que pudo hacer frente con el apoyo de Lerroux. Segismundo Moret dimitió en 1906 a causa del atentado contra el rey Alfonso XIII y su esposa Victoria Eugenia de Battenberg durante el recorrido del cortejo nupcial, a pesar de la confianza del monarca. Tras la Semana Trágica en 1909, contribuyó a la caída del gabinete de Maura y le sustituyó con un nuevo ministerio, pero en 1910 el rey le negó el decreto de disolución de Cortes, por lo que fue sustituido por Canalejas. Fue académico de las academias Española, de Ciencias Morales y Políticas y de Jurisprudencia y profesor de la Institución Libre de Enseñanza.




No hay comentarios:

Publicar un comentario