jueves, 17 de agosto de 2017

RESOLUTION de Inglaterra

“Nada consigue igualar el soberbio orden que asumen los ingleses en la mar. Jamás una línea de fila se plantea con mayor precisión; de esta manera consiguen concentrar toda su potencia de fuego sobre los barcos que se acercan. Combaten como una línea de caballería establecida según sus reglas, mientras los holandeses avanzan como un escuadrón de caballería, en el que cada uno de sus componentes abandona su formación y acomete por separado”. Éste es el testimonio del conde de Guiche, historiador naval, a propósito de la batalla de los Cuatro Días, celebrada entre el 11 y el 14 de junio de 1666, durante la larga guerra en la que se enfrentaron la joven Holanda y la potencia marítima de Gran Bretaña.
            La línea de fila estaba considerada como la formación óptima para el combate, con la condición de que todos los barcos que la formasen pudieran desarrollar la misma velocidad, fueran capaces de gobernar en las mismas condiciones y tuvieran armamento suficiente para evitar que cualquier unidad se encontrara ante otra adversaria que tuviese un mayor volumen de fuego.
             En 1664 se encargaron seis navíos de dos puentes como sucesores de la serie de navíos de la clase Speaker/Mary. En el diseño el rey Carlos II, demandó navíos con mayor manga, el resultado fue considerado un éxito. Destacaban en especial los dos navíos construidos por Anthony Deane: el Rupert y el Resolution.
            El Resolution era un magnífico navío de tres puentes, con 100 cañones, realizado según los proyectos de Anthony Deane. El anterior “Resolution” - un navío de 1654 y 52 cañones, había sido hundido en la batalla del Día de Santiago. El bajel inglés fue el producto de un minucioso estudio de la carena y de la distribución de los pesos. La primera batería estaba situada a 1,37 metros sobre la línea de flotación, lo cual evitaba la entrada de agua durante el combate. Tras su botadura se alabó su bella estampa y sus buenas condiciones marineras.
            En 1652, el Resolution formó parte de la escuadra naval de sir George Ayscue, que el 13 de julio atacó y destruyó un convoy holandés entre el cabo Blanco y el cabo Gris Nez, en las costas de Normandía.
            El 8 de octu
bre de ese mismo año participó, en la acción mandada por el almirante Robert Blake contra la escuadra del almirante holandés De With, durante la primera guerra holandesa.
            El 13 de mayo de 1672 estuvo presente en la revista naval que Carlos II de Inglaterra realizó a las flotas de Gran Bretaña y Francia, aliadas contra el enemigo común, Holanda, en la rada de Plymouth.
        El Resolution fue reconstruido en 1698, aunque ya previamente había sufrido una modificación al embonarlo para incrementar su manga. Sería uno de los navíos que sucumbieron en la Gran Tormenta de 1703: la tormenta le arrastró de un lado a otro, fracasando un intento de hacerlo encallar en la costa de Sussex. Sus 221 tripulantes consiguieron salvarse.
            En la zona de su hundimiento se han encontrado restos de un navío de guerra, que se supone corresponden al Resolution.
Tipo: bajel de tres puentes de segunda clase
Botadura: 1650
Eslora: 58,90 metros
Manga: 12,70 metros
Calado: 5,90 metros
Desplazamiento: 1,541 toneladas
Armamento: primera batería, 30 cañones de 42 libras; segunda batería, 30 cañones de 24 libras; tercera batería, 10 cañones de 16 libras; 30 piezas menores

Tripulación: 630 hombres

No hay comentarios:

Publicar un comentario