lunes, 31 de julio de 2017

Santissima Madre, Galeón de Venecia

El galeón veneciano tenía un casco de líneas suaves y ligeras, desprovisto de decoraciones, casi siempre de poca o nula funcionalidad. La cabina del capitán, colocada entre el tercer y segundo puentes, hacia popa, apenas permitía a un hombre de estatura media permanecer de pie. Aún mas sacrificado que el alojamiento del capitán era el de los hombres embarcados, ya que tenía solamente 1,64 metros de altura. El alojamiento del piloto y del contramaestre era poco más que un incómodo cubil, con 1,42 metros de altura.

La arboladura estaba formada por piezas únicas, sin ningún tipo de unión o ligazón. El palo de trinquete estaba desplazado considerablemente, hacia proa, mientras que el mayor y el de mesana presentaban una marcada inclinación hacia la popa del barco. Tal disposición no era casual, este sistema fue empleado hasta la mitad del siglo XVII. Dadas las empíricas nociones de entonces, aquel era el único método para tratar de encontrar, aunque fuera intuitivamente, el centro velico, es decir, el punto en que se encuentra la mayor parte del peso de la arboladura y de las velas, sirviendo al mismo tiempo de punto de equilibrio del casco entero.

Las cofas, plataformas situadas en los palos mayores, servían no solo para el manejo de las velas por parte de los hombres diestros en tal menester, sino también como elemento de defensa o de ataque al enemigo, ya que podían estar dotadas de planchas de protección, de armas de fuego (pequeños cañones cuyo tiro podía regularse), de picas y lanzas.

Tipo: Galeón mayor de cuatro palos y cinco puentes.
Botadura: Hacia 1550
Eslora: 41,50 metros
Manga: 8,90 metros
Calado: 3,52 metros
Armamento: En la Primera Batería 12 culebrinas
Superficie velica: 1.100 metros cuadrados
Tripulación: 230 hombres aprox.


No hay comentarios:

Publicar un comentario